Comemos impulsivamente cuando nos disgustamos, nos lanzamos al dulce si nos hemos llevado una decepción, desahogamos la frustración con un atracón de comida o se nos corta totalmente el apetito en estado de nervios; parece claro que las emociones afectan directamente a nuestras conductas alimentarias ¿es posible el camino al revés? ¿pueden influir los alimentos en nuestras emociones? Y si es así, ¿podríamos usar la alimentación para poder regular nuestro estado emocional?

Para regular la respuesta emocional más adecuada en cada situación nuestro interior prepara todo un coctel de hormonas y neurotransmisores, es decir, combina los distintos elementos químicos que actúan como mensajeros de célula a célula, por eso nos enfadamos ante un disgusto, lloramos por una perdida, reímos de felicidad al recibir una buena noticia…

Las emociones nos sirven para adaptarnos a las condiciones cambiantes del entorno

Que se produzcan unas u otras depende de cuales sean las hormonas o neurotransmisores implicados; por ejemplo: la dopamina hace que se reduzca la ansiedad, mejora el ánimo y nos prepara para perseguir un objetivo.

La serotonina hace que aumente la sensación de paz y serenidad y mejora nuestra capacidad para tomar decisiones…

Nuestro cuerpo es un gran contenedor de funciones vitales, acciones físicas, pensamientos y emociones.

La alimentación sirve para nutrir todas ellas incluidas esas que son más sutiles pero que también se viven intensamente.

Todas las emociones, tanto positivas como negativas son necesarias; no se trata de utilizar las pautas de alimentación para suprimir situaciones que son incomodas o políticamente incorrectas (enfado, temor, rabia…). El abanico completo de las emociones nos permite responder de la manera más correcta a lo que nos está sucediendo.

Es muy importante tener un control de la inflamación interna (os hablare de ella más profundamente en otro post si os interesa) para evitar el desequilibrio de las emociones.

alimentacion emocional 2

¿Cómo podemos utilizar los alimentos para mejorar nuestra salud emocional?

Evitando los alimentos que nos perjudican y aumentando el consumo de los que más nos benefician, ¿claro no??

La dieta antiinflamatoria es una de las herramientas más importantes para recuperar nuestra salud emocional, rica en antioxidantes, grasas saludables y proteínas de alto valor biológico.

Típicamente, los alimentos ricos en azúcar y almidones nos deprimen, las elevaciones bruscas de glucosa en sangre (glucemia) y posterior descenso debilitan la barrera mato encefálica y asi facilitan el paso de toxinas al cerebro; también facilitan el daño oxidativo de las células nerviosas por radicales libres. Los alimentos procesados contienen aditivos que se comportan como toxinas afectando a la función cerebral (estado mental y emocional) … el glutamato monosódico, por ejemplo.

Así pues, una dieta antiinflamatoria se basa en el consumo de alimentos como:

  1. Los cítricos (lima, limón, pomelo, frutos rojos)
  2. Buena hidratación
  3. Vegetales no almidonados (lechuga, canónigos, espinacas, puerro…)
  4. Huevos
  5. Pescado azul preferiblemente de tamaño pequeño-mediano
  6. Semillas
  7. Carne
  8. Café natural
  9. Cúrcuma y el jengibre, así como especias como orégano, albahaca…
  10. Suplementos como:
    • B6, B12, ácido fólico
    • Magnesio en su versión L-Treonato + zinc (modula situación de estrés)
    • Selenio en dosis bajas
    • Ácidos grasos esenciales (aceites de pescado y aceite de krill)
      ** está demostrado que el aceite de krill ayuda a tratar y curar estados de depresión
    • D3+K2 esta combinación reduce la inflamación, mejora la función de la mitocondria y potencian a nivel global la salud cerebral.

En conclusión, los alimentos cubren algo más que las funciones básicas de nuestra salud física, la mente y las emociones se ven nutridas también con lo que comemos y bebemos.

Descartar de nuestro día a día los alimentos que nos perjudican y elegir siempre que podamos los alimentos adecuados supone un cambio radical en nuestra salud general que se refleja en un mayor equilibrio de nuestro estado emocional y con ello una nueva manera de fluir en el mundo.

Comments (0)

Rated 0 out of 5 based on 0 voters
There are no comments posted here yet

Leave your comments

  1. Posting comment as a guest.
Rate this post:
0 Characters
Attachments (0 / 3)
Share Your Location
Type the text presented in the image below

Copyright © Visión y Enfoque 2021

Miriam Higueras

Diseño web por Vicente León